En este momento estás viendo ¿PEORES DIGESTIONES EN VERANO?
Alba Basiero - nutrición en verano

¿PEORES DIGESTIONES EN VERANO?

(DISBIOSIS INTESTINAL)

A menudo, con la llegada del verano, y del calor, las digestiones pueden volverse más pesadas.

O pueden aparecer molestias -hinchazón abdominal, gases, acidez, eructos, cambio consistencia de heces…- que no habías experimentado hasta ahora o con los que ya habías convivido antes.

No tiene porqué deberse a un aumento de peso, pero si a un posible cambio en las rutinas diarias y las variaciones de temperatura. En verano es más común cambiar nuestros hábitos, tanto por tener más tiempo para socializar –y es que cualquier día es bueno para tomarse un heladito o un refresquito en la playa- como por la falta de apetito debido a las altas temperaturas.

Las altas temperaturas pueden afectarnos de 3 maneras:

  1. Disminuyendo nuestro apetito, por una parte apetecen más alimentos frescos como ensaladas y fruta, pero por otra parte, también aparecen picoteos de forma incorrecta de alimentos con poco valor nutricional que no aportan ningún beneficio a nuestra microbiota intestinal, y que a la larga pueden producir molestias a nivel digestivo.
  2. Aumentando la proliferación de bacterias, virus y parásitos que podrían causar infecciones o intoxicaciones alimentarias. Recuerda lavar bien frutas y verduras, no dejar alimentos cocinados o crudos mucho tiempo en temperatura ambiente y mantener la mayor parte de alimentos refrigerados, incluso las frutas y verduras, tanto en casa como en las comidas en la playa.
  3. Deshidratándonos, mantener una adecuada ingesta hídrica junto con el consumo de frutas y verduras, ayudarán a evitar pérdida de líquidos y desequilibrios en la microbiota intestinal gracias al aporte de fibra. Ya que los refrescos y los helados no van a conseguir hidratarnos, o ¿es que a ti no te dan sed?

Si a pesar de poner en práctica todas estas herramientas las molestias persisten, es hora de dejar de normalizarlas y buscar ayuda.

Ya que, también aparecen síntomas digestivos en personas que siguen unos buenos hábitos alimentarios en los que potencian frutas, verduras, legumbres… sí sí estás leyendo bien, comiendo adecuadamente las molestias pueden aparecer, debido a que nuestro cuerpo sufre un desequilibrio entre las bacterias beneficiosas y perjudiciales que habitan en nuestro tracto digestivo, por alguna causa desconocida.

Por tanto, es hora de buscar la causa de este desequilibrio o disbiosis intestinal, para poder disfrutar de nuevo de la buena comida; y dejar de eliminar alimentos importantes de tus platos por miedo a las consecuencias intestinales.